Te mostramos, a modo de resumen, las informaciones más destacadas que nos ha dejado el día de hoy tanto dentro como fuera de nuestras fronteras.

El FC Barcelona tiene planes para fichar a Iñigo Martínez

Convertido en uno de los objetivos del FC Barcelona para apuntalar su defensa y con una cláusula de rescisión cifrada en 32 M€, los planes del equipo culé pasan por no tener que depositar la citada cláusula de Iñigo Martínez. El objetivo es no tener que pagar los impuestos derivados de esta situación e incluso también piensa en pagar el fichaje a plazos.

(Ver artículo)

José Mourinho confirma su interés en Gareth Bale

Vinculado insistentemente con el Manchester United en forma de posible alternativa con la que seguir mejorando su plantilla, el extremo galés del Real Madrid Gareth Bale vuelve a la nómina de futuribles del Manchester United. El propio entrenador portugués de la escuadra de Old Trafford José Mourinho ha destacado que en caso de abrirse la puerta de salida él luchará por el fichaje del extremo.

(Ver artículo)

El AC Milan ofrece 70 M€ y dos jugadores por Andrea Belotti

 

En busca de un nuevo delantero con el que terminar de formar su plantilla de la temporada que viene, el AC Milan está dispuesto a todo para hacerse con los servicios del delantero italiano Andrea Belotti. La última oferta al Torino por el futbolista de 23 años se eleva hasta los 70 M€ y los servicios de Niang y Paletta.

(Ver artículo)

El Real Madrid lanza una oferta por Paulo Dybala

Vinculado con el FC Barcelona en forma de posible alternativa para su ataque, el internacional argentino Paulo Dybala también está en el punto de mira del Real Madrid. El cuadro merengue quiere aprovechar el interés de la Juventus en Mateo Kovacic para ofrecer al centrocampista croata y entre 80 y 85 M€ para hacerse con Dybala.

(Ver artículo)

Las dificultades del FC Barcelona para fichar a Ousmane Dembélé

En uno de los primeros puestos de la lista de prioridades del FC Barcelona para relevar a Neymar, el fichaje de Ousmane Dembélé se complica. Y es que el Borussia Dortmund ni siquiera accede a negociar la salida del futbolista y no ha querido dar precio a los culés. El cuadro germano no quiere ser considerado como vendedor.